InicioActualidadComunicado sobre el seguro de responsabilidad civil profesional

Comunicado sobre el seguro de responsabilidad civil profesional

.11 MAR 2019

 

Logo

En la última Asamblea General del pasado mes de diciembre se explicó, detenidamente, el motivo por el que el importe del seguro de responsabilidad civil profesional que tiene contratado el Colegio, debía subir para el ejercicio de 2019. Por un lado, la prima se había mantenido igual durante los tres últimos ejercicios (a pesar de una subida generalizada en el sector) y como consecuencia de la nueva renovación se preveía el mantenimiento de la nueva prima durante tres ejercicios más, por lo que en realidad la subida venía a absorber la correspondiente a 6 ejercicios. Por otro lado, durante este tiempo se ha puesto de manifiesto el incremento notable que desde el punto de vista de las cuantías indemnizatorias ha supuesto la entrada en vigor el nuevo baremo de accidentes de tráfico, aplicable también analógicamente a las indemnizaciones en materia de responsabilidad civil sanitaria.

Otra de las cuestiones que se ha debido abordar ya para el ejercicio de 2019, es que durante muchos años, a pesar de haber cambiado claramente el desarrollo de alguna de las especialidades, con las de tipo intervencionista, que implican, sin duda, una mayor responsabilidad, inexistente en lo que pudiera denominarse el ejercicio tradicional de la especialidad.

Ante esa situación habrá quienes se hayan planteado la duda de si seguir con el seguro colectivo de mi Colegio o buscarme un seguro individual que pueda resultar más barato.

Las presentes reflexiones desean ayudar en la medida de lo posible a quienes se planteen tal cuestión. El legislador sanitario considera sin duda imprescindible la existencia de un seguro de responsabilidad civil, de modo que el ejercicio de la medicina (y otras profesiones sanitarias) requiere por Ley que quien la ejerce disponga de un seguro de responsabilidad civil profesional para su ejercicio, tal y como establece la Ley de Ordenación de las Profesiones Sanitarias. Pero, además, el mismo legislador consciente, sin duda, de la trascendencia que tiene dicho seguro, atribuye a los Colegios Profesionales la facultad de procurar un seguro de responsabilidad civil para sus colegiados, seguro que, obviamente, debe tener el carácter de colectivo.

¿Y cuál es la diferencia entre un seguro colectivo y uno individual? Pues a nuestro modo de ver una fundamental. El seguro colectivo es negociado directamente por el Colegio con las compañías aseguradoras, de modo que, aunque el Colegio pueda tener un corredor, su propia potencia hace que la negociación se establezca directamente con las compañías aseguradoras. Por el contrario, en los seguros individuales suele ser un agente de suscripción o una correduría de seguros quien propone el seguro correspondiente, sin que el individuo tenga ninguna posibilidad de negociación con la compañía aseguradora. 

En segundo lugar, en el seguro colectivo no es posible “echar” del seguro a nadie, aun cuando pudiera tener siniestralidad. Al contrario, en el seguro individual esto puede suceder y sucede en cualquier momento y seguro que todos conocemos ejemplos de ello, aunque sea en otros ramos de seguro como el de vehículos, hogar, etc.

Finalmente, y como otra gran diferencia, en el seguro colectivo la prima la paga directamente el Colegio (aun cuando después, obviamente, la traslade a los colegiados en función de los grupos establecidos), mientras que en el seguro individual es cada individuo el que debe pagar la prima. De este modo, un olvido descuido o inconveniente en el pago de la prima podría privar de la cobertura en el seguro individual, pero el mismo descuido o retraso no le afectará a la cobertura en el seguro colectivo, puesto que la prima estará ya pagada por el propio Colegio.

Por otra parte, debe descartarse el puro precio como el único elemento para decidir la contratación de un tipo u otro de seguro. Es cierto que, durante la época de crisis, el precio se ha erigido como el único argumento práctico de contratación. Pero las propias Directivas de contratos públicos europeas, (ya traspuestas al ordenamiento español), consideran que debe ser la relación precio-calidad la que sea tenida en cuenta a la hora de contratar, desterrando así el puro precio. Ese es, precisamente, el criterio seguido por el Colegio a la hora de decidir con qué aseguradora contrataba el correspondiente seguro colectivo. La selección conlleva, pues, mucho más que la mera contemplación del precio. Para hacer dicha selección el Colegio solicitó ofertas a las principales aseguradoras en materia de sanidad y, finalmente, en virtud de esa relación precio-calidad, se decantó por la actual aseguradora SHAM, compañía especializada exclusivamente en seguros del ámbito médico. 

Ello conlleva dos ventajas que nos parecen indiscutibles: la primera de ellas es que es una compañía especializada exclusivamente en este sector de modo que, difícilmente, puede encontrarse una aseguradora con más experiencia (así lo han entendido otros muchos colegios profesionales después del nuestro y también importantes administraciones sanitarias). La segunda deriva de la primera, al ser exclusivamente una aseguradora del mundo sanitario no dispone en su cartera ningún otro seguro (ni de automóvil, ni de vida, ni de viajes, ni de hogar, etc.) con lo cual se elimina el riesgo de que el colectivo o el individuo concreto pueda ser visto como objeto de deseo por la posibilidad de venderle otros seguros.

A ello se une, en el caso de SHAM, la dilatadísima experiencia, pues este año ha cumplido 90 dedicados a este tipo de seguros, que la pone en una situación de clarísima ventaja respecto a cualquiera otra de las que presentan ofertas, dado que su experiencia en el sector es ciertamente en muchos casos pequeña dado el plazo transcurrido desde que iniciaron la comercialización de ese tipo de pólizas. Debe añadirse a eso, que esa dilatada experiencia supone, también, un plus de estabilidad en este tipo de seguro, lo que no es cuestión menor, pues el Colegio ha visto durante los últimos años irse del sector a compañías como Winthertur, Zurich y, recientemente, Mapfre porque al tratarse de un seguro que debe considerarse a largo plazo, sólo permanencias superiores a los 10-15 años garantizan una cierta estabilidad para que el seguro no quede sometido al vaivén de las decisiones de los grandes operadores económicos que tan pronto pueden decidir entrar en un sector como irse de él.

También es necesario distinguir siempre entre la propia aseguradora y el intermediario que ofrece el seguro, sea ésta una agencia de suscripción, una correduría de seguros o cualquier otra forma que adopte. Y todo el mundo es consciente de cuáles son los objetivos de los intermediarios.

La diferencia final se establece en el momento en que sucede un siniestro. El seguro de nuestro Colegio ofrece no sólo total garantía, desde el punto de vista de las coberturas, sino el que probablemente hoy por hoy sea el mejor asesoramiento jurídico posible, por la indudable y contrastada experiencia de la Asesoría Jurídica, así como el debido acompañamiento a quien se encuentra en esa desagradable situación. 

Fruto de la gran experiencia de la aseguradora SHAM en gestión de riesgos sanitarios y de sus 90 años tratando con médicos, vamos próximamente a poner en marcha el programa de ayuda a la segunda víctima, entendiendo por tal el propio profesional que sufre el siniestro. Ese programa pretenderá no sólo dotarle del mejor apoyo jurídico posible, como se ha dicho, sino de un acompañamiento experto que le ayude, en su caso, a superar del mejor modo posible tal situación. Es decir, que, si desgraciadamente se sufre el siniestro, se va a tener todo el apoyo de vuestro Colegio, para ayudar a superar la situación del mejor modo posible.

Esperamos que estas reflexiones puedan contribuir a adoptar en cada caso la decisión adecuada. 

Desde el colegio la Junta directiva y la sección colegial de seguro de RC está a vuestro servicio y disposición para cualquier duda o cuestión que pueda surgir o desees plantear.

 

 

JUNTA DIRECTIVA ICOMZ

Comparte la noticia:

Colegio de médicos de Zaragoza

COLEGIO OFICIAL DE MÉDICOS DE ZARAGOZA



ENLACES

Localización

Sede del colegio

Paseo Ruiseñores 2,

50006 Zaragoza

Teléfono: 976 388 011

Fax: 976 383 982

Sede de formación

Ana Isabel Herrero 3 y 5

50008 - Zaragoza

Teléfono: 976 482 621

Fax: 976 233 490

Sede Biblioteca 'José Ramón Muñoz'

Paseo Ruiseñores 5,

50006 Zaragoza

Teléfono: 976 369 355

Información política de cookies. Continuar navegando en comz.org significa que estás de acuerdo con el uso de las cookies. Las cookies tienen como función el almacenar información en tu navegador web para ofrecerte una mejor experiencia de usuario.